Marina Romano - Verdeblanconegro

Vaya al Contenido
Nota Bibliográfica literaria:
 
Mujer tímida y luchadora, Marina Romano Rico, se sumerge en la escritura en la adolescencia, ayudando la poesía a travesar arduos caminos en su vida; ahora se abraza a la poesía cada vez que le embarga la alegría o la nostalgia plasmando en el papel los sentimientos que lleva guardados, seguidora de poetas como Pablo Neruda, de Gustavo Adolfo Bécquer, Rupi Kaur…y otros géneros como María Dueñas, Carlos Ruíz Zafón….siempre buscando en la lectura el agrado que esta da.

Rellena el formulario para mandarme un mensaje.




Marina Romano Rico
Perdona por las largas noches de insomnio
llenas de versos desparejados
en el techo de mi habitación revoloteando.
Perdona por las madrugadas sentada en la cama
recogiendo palabras con el atrapa mariposas ajado.
Perdona por las largas mañanas de sueño
repletas de ojeras y poemas resueltos.
Perdona por maltratar así mi cuerpo
pero es que las musas a deshora me honran con sus dedos.
-a mi cuerpo
Me degrado como la flor que voy siendo al sol
la sencillez de mis pétalos me viste el alma
la humildad por dentro se alborota al sentir de los rayos incidir
sobre las sombras que se engrandecen
y no consigo las formas a mi alrededor discernir
parecen tan grandes y yo tan diminuta a veces
que me embebo como una camiseta a remojo por temor
a estas y me acurruco como una amapola roja
en un capullo me transformo y me refugio toda.
-Humildad


Buenas días a todos.


El perfume de las rosas, un atardecer a la orilla de un campo de amapolas

reír, reír hasta que duelan las quijadas y quede blanco el pensamiento

abrazar hasta que se escape el espíritu y los brazos caigan al vacío muertos

besar, besar, besar sin prisas, con ganas hasta el aura

caminar descalza a la par que la mar besa con olas disipadas

los pies volubles de esta desgastada alma

que deambula despistada entre las gitanillas rojas de mi maceta anclada 

a mi sesera este tiesto de tierra y grava

y sentir que el viento me eleva cual pajarillo que comienza su vuelo

volar dejando a un lado el pesado miedo de piedra

y sentirme ingrávida, leve como una pluma que acaba de caer del cielo.

-Mi alma ingrávida


5.0 / 5
7 reseñas
7
0
0
0
0
María Isabel
16 Jul 2021
Cuanta sensibilidad!
Inés
03 Feb 2021
Sigue adelante con tus sueños
Isabel Rico
03 Feb 2021
Muy emotivas, sigue así mi niña
Agustín
03 Feb 2021
Enhorabuena por tu sensibilidad a la hora de escribir y por todas las emociones que despiertas en el lector
Petra Romano Rubio
03 Feb 2021
Muy bonitas palabras
Angélica
03 Feb 2021
Q bonitos poemas, Marina, me encantan
Juani
03 Feb 2021
Preciosas poesias Marina




Salir
Regreso al contenido